London River Cruise: qué ver

Descubre los sitios más icónicos de Londres con nuestra guía de cosas para ver en un London River Cruise.

El río Támesis se extiende a lo largo de unos 346 kilómetros y es uno de los puntos de referencia más icónicos de Londres, ya que atraviesa el corazón de la ciudad. Una de las mejores formas de explorar la ciudad es siguiendo su cauce, atravesando la capital en un crucero por el río Támesis. En las orillas del río verás algunos de los principales monumentos y atracciones turísticas de Londres, ofreciéndote una perspectiva única de la ciudad.

No olvides tener la cámara a mano para capturar las vistas más emblemáticas durante el recorrido.

Crucero por el río Támesis

Una de las mejores formas de ver Londres es haciendo un crucero por el río Támesis con City Cruises, una oportunidad para disfrutar de unas vistas inigualables de la ciudad desde el agua. Con cuatro puntos para subir y bajar a tu antojo y puedes recorrer todo el tramo del río desde Greenwich hasta Tower Hill, Westminster y el London Eye.

Los barcos circulan todo el año, y los horarios varían en función de la estación, con más tours en verano y más tarde en las tardes más largas para disfrutar de esos atardeceres perfectos. Puedes elegir entre permanecer a bordo del crucero para hacer un recorrido completo de ida y vuelta de tres horas de duración, o bajar en uno de los muelles para explorar las atracciones de la zona. Los tours salen cada 30 minutos desde cada muelle:

Westminster Pier

A pocos metros del Palacio de Westminster, Westminster Pier es el lugar perfecto para ver el perfil más histórico de Londres. Desde aquí puedes tomar unas fabulosas instantáneas del Big Ben, visitar Horse Guards, Whitehall y las Churchill War Rooms, ubicadas justo detrás de Embankment; y no te puedes perder la Abadía de Westminster, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. La iglesia donde se casaron el príncipe William y Kate, y la iglesia de coronación de la familia real desde los tiempos de Guillermo el Conquistador son dos de las principales atracciones históricas que merecen una visita con el London Pass.

London Eye Pier

Encontrarás este muelle junto al London Eye, pasando el Acuario de Londres y cerca del Big Ben. Este muelle resulta muy práctico para explorar la zona cultural del Southbank, la orilla sur del río, el sitio preferido de los londinenses. Abarrotado de restaurantes pop-up, bares en azoteas y teatros, por no mencionar el British Film Institute y el National Gallery Theatre, el Southbank es famoso por su rica oferta cultural además de por su privilegiada ubicación. Río abajo en la zona de Bankside pasarás por el histórico Shakespeare’s Globe, una réplica del teatro original que ardió en el siglo XVII, así como la galería de arte moderno Tate Modern.

Tower Pier

Tower Pier es un punto popular para bajar, para ver la Torre de Londres y el Puente de la Torre. Visita una de las atracciones históricas más populares de Londres y conoce a los reyes y reinas que gobernaron, desde los escándalos del pasado hasta los secretos de la corte. Luego camina por el Puente de la Torre, uno de los puentes y monumentos más icónicos de Londres. Esta construcción de origen victoriano fue el primer puente en cruzar el Támesis y sigue en pleno uso a día de hoy. También podrás admirar las impresionantes vistas de la capital desde la nueva pasarela de cristal.

Greenwich Pier

Continúa el recorrido por el río hacia el oeste hasta llegar a Greenwich, un espacio verde y abierto en la ciudad. Greenwich es el destino por excelencia para explorar la temática marítima, con el National Maritime Museum y el histórico Cutty Sark. Cruza la línea del Meridiano en el Real Observatorio y admira las vistas sobre el Parque de Greenwich antes de caminar hasta el mercado para degustar unos aperitivos frescos y deliciosos, perfectos para un pícnic.

Explorar Londres desde el río es una fantástica forma de ver las diferentes caras de esta fascinante ciudad. Y durante el recorrido tendrás ocasión de admirar impresionantes puntos de referencia de Londres, desde el Palacio de Westminster hasta el icónico Shakespeare’s Globe.

A continuación:
Visitas obligadas en Londres